Programa por una democracia de las personas

Desde Apoyo Mutuo queremos presentar nuestro “programa político” como el marco de la sociedad democrática que queremos construir. Entendemos que este modelo de sociedad necesita de un pueblo organizado para desarrollarlo. Este pueblo, organizado en las diversas facetas de la vida cotidiana, las luchas sociales y políticas existentes, constituye el Poder Popular; nuestro proyecto estratégico para alcanzar la democracia superando el capitalismo y el Estado. 

Por tanto, el Poder Popular es una estrategia. A la par que acumula fuerzas, recursos y experiencias, se constituye como un poder que disputa las distintas áreas de la hegemonía (cultural, política, económica, territorial…) al poder actualmente hegemónico de las clases dominantes organizadas en torno al Estado. Esa acumulación le permitirá derrocar el poder establecido e instaurar el programa democrático.

Aquí os presentamos nuestra idea. Un programa basado en la propiedad colectiva que permitirá una economía democrática e igualitaria que dará pie a la democracia política con el desarrollo de unos sencillos puntos. Sabemos que no son los únicos y que puede existir disenso, por eso os invitamos a opinar, criticar y profundizar cada uno de ellos. 

Fundamentos

Planteamos el siguiente programa movidos por los principios de libertad, igualdad y solidaridad, así como por el respeto al medio que habitamos.

Entendemos la libertad de manera positiva, como la oportunidad de cada individuo para desarrollarse autónomamente sin coacciones económicas o políticas.

Entendemos la igualdad como la defensa de los derechos humanos para todas las personas sin diferencias en base a su etnia, lugar de nacimiento, género, edad, condición económica u orientación sexual.

Entendemos la solidaridad como la práctica del apoyo mutuo en todas nuestras relaciones con los demás, a nivel individual y colectivo.

Entendemos el respeto al medio que habitamos como el pilar fundamental que permite el desarrollo de sociedades humanas libres que no hipotequen su futuro.

DEMOCRACIA POLÍTICA

  • Toma de decisiones mediante asambleas, referéndums y representación bajo mandato imperativo y revocabilidad inmediata.
  • Gestión de los asuntos comunes en manos de asociaciones populares democráticas y federalistas.
  • Descentralización territorial hasta llegar a escalas pequeñas de fácil gestión (como pedanías, barrios o distritos).

DEMOCRACIA ECONÓMICA

  • Planificación económica y reparto del trabajo de manera que se aseguren los derechos de todas las personas.
  • Atención prioritaria a las necesidades de la población y prohibición de la usura.
  • Propiedad colectiva de los medios de producción, distribución e inversión, así como de los recursos naturales del país.
  • Aplicación de criterios ecológicos sobre toda actividad económica, buscando la soberanía alimentaria y energética.

DEMOCRACIA SOCIAL

  • Servicios públicos (sanidad, educación, vivienda, transporte colectivo, justicia, pensiones, cuidados y otras ayudas) gestionados colectivamente, gratuitos y de calidad.
  • Eliminación de las estructuras sociales y los prejuicios que fomentan la discriminación y desigualdad por razones etnicas, de género, lugar de nacimiento, edad, condición económica u orientación sexual.
  • Sistema jurídico integrador, enfocado realmente a la reinserción de las personas, no-violento.
  • Eliminación del actual sistema carcelario y amnistía a todas las personas penadas por delitos derivados de la pobreza.
  • Laicismo y limitación de lo religioso al ámbito personal.
  • Distribución equilibrada de la población en el territorio. Fomento del medio rural y re-ruralizacion.
  • Ciudades sostenibles, habitables, no insalubres, con grandes zonas verdes y de huertas.
  • Respeto por los derechos de los animales.

7 Comments

  1. I composed stories of the year 2100 – 50 years after the revolution on such society http://ilan.shalif.com/anarchy/glimpses/glimpses.html
    Yo, compuse
    Descripción del año 2100 – 50 años después de la revolución en dicha sociedad

  2. Em solidareidade, uma tradução para inglês do programa político …

    http://autonomies.org/en/2015/12/from-apoyo-mutuo-an-anarchist-political-program/

  3. De qué país o países sois? No veo ninguna referencia a nación o localidad: mi intuición es que sois un grupo madrileño de barrio o facultad pero lo mismo podríais ser de Argentina, Venezuela, México, etc.

    El programa de mínimos transicional está bien de todas maneras, aunque me parece que falta un análisis de la problemática del estado y la nación/etnia, un planteamiento en lo propiamente político sobre cómo se organiza el Poder Popular en lo concreto y para lo que sugiero leer a Abdulá Oçalan (“Confederalismo Democrático”), que es vanguardia ideológica en este aspecto en nuestra era.

    De hecho habláis mucho, demasiado, del estado, de “nacionalización”, sin jamás debatir en qué consiste eso, qué formas debe adoptar para que el Poder Popular sea una realidad y no se quede todo en agua de borrajas, como ocurrió en Rusia y China.

    Salud.

    • Buenas Maju. Te recomiendo que eches un ojo a la web, verás claramente que somos una organización política a nivel españa. ¿Donde ves referencias a nacionalización? Como todo, somos una iniciativa de reciente creación, poco a poco vamos desgranando los conceptos que lanzamos y el significado que le damos.

      • Es que llegué aquí a partir de este blog: https://borrokagaraia.wordpress.com/2016/04/11/democracia-economica-ideas-para-avanzar/ , donde se copiaba un manifiesto más extenso y detallado.

        Aunque el término más usado al inicio es “colectivización”, más tarde se pasa a “nacionalización”:

        “Esto implica la nacionalización (en cualquier nivel) de los servicios públicos privatizados en las últimas décadas de hegemonía neoliberal (…) así como la de otros servicios que no hayan sido nunca públicos, comenzando por los más estratégicos”.

        Por qué nivel estado español? No le veo ningún sentido si lo que se quiere es subvertir el orden estatal precisamente. Hay que tener en cuenta que el concepto “España” genera muchos recelos en muchísima gente, en particular entre las naciones oprimidas.

        • Ah! Claro, ten en cuenta que como organización tenemos el Programa como marco de sociedad a la que aspiramos y mediante los distintos textos de análisis tratamos de aportar ideas para el hoy que apunten hacia la sociedad planteada en nuestro programa. De ahí que si se menciona “nacionalización” hay que entender que en etapas de transición de una economía de propiedad privada bajo el paradigma del Estado-Nación (al que nos oponemos) a una de propiedad colectiva, la nacionalización es una cuestión que puede llegar a darse y que por tanto hay que tenerla en cuenta en el análisis. El marco donde se de esa nacionalización dependerá de la realidad concreta del territorio.

          Si echas un ojo a nuestra postura sobre la cuestión territorial Confederalismo y autodeterminación: la “España de la rabia y de la idea” podrás resolver alguna de las dudas que planteas.

          Un saludo!

  4. Enlace Municipalista 26 junio, 2016 en 17:05

    Son interesantes estas propuestas que vienen tomando forma. El problema que veo es que detrás hay muchísimo nivel académico pero una cierta desorientación práctica. No lo digo de malas, sino desde la crítica constructiva. Entendemos estos colectivos como una diversidad de opiniones subjetivas en el marco del pensamiento libertario/anarquista, y de ello se perciben las influencias izquierdistas que por otra parte, otros colectivos “socialistas libertarios” se empeñan en mantener vivas. Tampoco podemos proponer una ruptura o contraposición más clara, de momento, porque aún no hay consensos respecto a los objetivos estratégicos, es decir, cuando se propone el “Poder Popular” como estrategia, que efectivamente es acertado en cuanto que estamos en una realidad global con tensiones democráticas insurreccionales que se profundizan, pues no entendemos si lxs compañerxs se refieren al “Poder Popular” de Maduro en Venezuela, que cacarean las bases de Podemos en España, al “Poder Popular” de Embat, que es una alternativa libertaria izquierdista/trostkista (en el sentido de estrategia de dispersión e infiltración en los movimientos sociales que pretende “dirigir”, por ello lo de organización de “militantes” o “cuadros” políticos), o si son esos procesos veraderamente autónomos de construcción de poder popular que deberían tener como marco la estructuración de “democracia directa” “apolítica” a nivel municipal.

    Son en estos procesos en los que debemos hacer incapié de forma autónoma como libertarias, desde lo local. La construcción de nuevas formaciones partidarias políticas (porque sin ser partidos políticos actúan como tales) sólo nos lleva a entorpecer tales procesos.

    El momento político actual no demanda nuevas plataformas políticas cosmopolitas que se estrujen la cabeza intentando dar con el discurso perfecto que atraiga más simpatías, sino estructuras revolucionarias y libertarias sólidas,asentadas en lo local y productivo/laboral, que catalicen un proceso inminente de construcción de autonomía democrática. Y que como revolucionarias asuman su responsabilidad con la defensa de tal proceso. Que por cierto este es el punto donde estas iniciativas hacen aguas, pues todas sabemos los miedos e inseguridades que campean a sus anchas en los entornos políticos libertarios. El ser o no ser revolucionaria se mide por la determinación y la preparación no sólo académica, sino en la acción, en la falta de miedo. Lo contrario es un ser o no ser política, y está siendo la causa que gran parte de la juventud activa se decante por referencias individualistas/nihilistas o antifascistas “filo-soviéticas” y que un fantasma de pacifismo intelectual recorra nuestros ambientes

    Es mucha la responsabilidad que tenemos de cara a un medio-corto plazo, y lo que se viene encima no va a ser agradable… Las revueltas árabes y Siria, el Maidán ucraniano, la revolución kurda (que por cierto no se está construyendo sólo con ideas acertadas) y la construcción de autonomía en méxico en medio de una nueva forma de guerra civil…son ejemplos que nos deberían poner sobre aviso.

    Por cierto que en esta preparación estructural estamos coincidiendo cada vez más compañeras… “haz lo que debas” se solía decir hace unos años.

    salud, y abiertos al debate
    😉

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. From Apoyo Mutuo: An Anarchist Political Program | The Libertarian Ideal
  2. Abajo la dictadura, viva la democracia - Apoyo Mutuo

Deja un comentario